Reseña 1963. Exposición "Art Contemporain", fuente monumental de Marino di Teana en el Gra


En 1963, la exposición "Art Contemporain" precursora de las actuales ediciones de “Monumenta”, Marino di Teana realiza una instalación de 9 fuentes monumentales de 16 metros de largo por 9 de alto iluminada con luces de colores debajo de la cúpula central del "Grand Palais” de París.

Fotografías de la construcción de la instalación arquitectónica realizada con vidrios de la empresa St. Gobain, constituyendo el primer mecenazgo privado de Francia para esta iniciativa.

Cuando él tocó la puerta de la oficina de Pierre-Henri De Mun , Director de Relaciones Exteriores de la empresa Saint- Gobain en la tarde del cierre del concurso “Escultura para una fábrica”, Francesco Marino di Teana no hubiese podido imaginar que iba a iniciar una nueva página en su vida cuando sus obras finalmente encontraron un lugar en el corazón de los proyectos arquitectónicos gran magnitud . Muy respetado por los arquitectos con los que trabajarán bajo sus órdenes por los trabajos monumentales que realiza regularmente para concursos en espacios públicos, este será el inicio de proyectos artísticos destinados a grandes empresas privadas, tales como Saint Gobain y L’Oreal . Así nació en 1963, con motivo de una gran exposición dedicada al arte contemporáneo, su proyecto monumental, las “fuentes arquitectónicas”. Una obra precursora de las posteriores “Monumenta” en el Grand Palais .

Maqueta del proyecto monumental

Desarrollada en un rectángulo de treinta metros por dieciocho emplazado debajo de la cúpula central del Grand Palais, estas estructuras arquitectónicas abstractas fueron construidas con puertas de cristal “Clarit” de la empresa Saint-Gobain. Estas ocho fuentes monumentales se realizaron con estructuras de acero inoxidable por Marino di Teana en colaboración de la sociedad Saint-Gobain, que produjo las 164 placas de vidrio “Clarit” necesarias para la realización de esta obra de más de dieciséis metros de largo y hasta nueve metros de altura . El carácter de este imponente conjunto arquitectónico también se vio reforzado por la instalación de planos de agua azulados en su base que daban a los visitantes la sensación de caminar al aire y libre. Las distintas alturas y los chorros de agua verticales instalados en su base, combinaban el centro de atención , y daban a estos “edificios” movimiento transparente y una dimensión extra .

Este extraordinario proyecto marca un momento clave de la labor desarrollada por el artista a finales de los años 50 , época en la que concibió las “fuentes arquitectónicas”, verdaderas esculturas que mantienen una proporción de equilibrio y relación entre los diferentes materiales (acero y vidrio), entornos (metal y agua) y elementos de composición arquitectónica (materia, espacio, formas, movimiento). Desde la primera fuente rotativa realizada en 1956 a la gran fuente de mármol instalada en Teana en 1993, Marino di Teana ha seguido considerando a la fuente como un elemento arquitectónico en sí mismo. Los materiales que la componen, entre opacidad y transparencia, y la construcción arquitectónica basada en su teoría de espacio vivo son adaptados para cumplir el encuentro entre los materiales y los juegos de luz , el movimiento y formas .

Posts destacados
Posts recientes
Busqueda por Tags