Giorgio Segato escribió que Marino di Teana es un pensador de indudable eficacia (1). Denys Chevalier en 1958, quedo impresionado por la escultura de Marino Homenaje a la Catedral, que parecía seguir la estela del arte abstracto, y entiende que el autor debía construir su propia filosofía: en Chartres, de hecho, frente a la catedral Marino había sentido la emoción plástica más fuerte de su vida y había realizado una obra conceptual donde el espacio se imponía sobre la masa (2).

 

Muchos críticos que escribieron sobre Marino han puesto de manifiesto su pensamiento filosófico que precede y gobierna todo su arte. Marino se pregunta a sí mismo: "No está antes tu mundo filosófico y después tu obra artística?", y responde: "Una obra no se puede realizar si antes no es un mundo filosófico, es decir, la actividad del hombre crea la filosofía y crea la obra de arte"(3). 

 

Como Lucrecio, Marino es un filósofo-poeta ó, si se quiere, un poeta-filósofo. Y también Marie-Ange Brayer encuentra en Marino este aspecto:

 

"Artista humanista universal, Marino di Teana, en la línea del vitalismo de Parménides o Lucrecio, de los destellos cósmicos de Giordano Bruno, es un poeta y un filósofo del espacio”(4).

En la sesión solemne el 18 de noviembre de 2009 bajo la Cúpula del Instituto de Francia, Académie des Beaux Arts distinguen a Marino di Teana con el Premio comandante Paul-Louis Weiller como un escultor consagrado, pero ya en 1987 la Academia Francesa de Arquitectura le había otorgado la Medalla de Plata no sólo por sus logros como un escultor, arquitecto y pintor, sino principalmente por el conjunto total de su obra:

 

"Al mismo tiempo escultor, pintor, arquitecto, la obra de Marino impresiona por la unidad de pensamiento que expresa. Se dirigen al mismo tiempo a la comprensión del mundo, a la búsqueda de las leyes universales que lo rigen, el equilibrio y los misterios de la creación; el átomo y el infinito que lo acosan. Él trata de alcanzar el secreto que los une".

 

He aquí un breve perfil del nonagenario Marino, hombre polifacético que preserva la riqueza de la juventud que lo nutre de poder creativo, escribe Jean-François Sureau(5).

Francesco Cayetano Marino, de nombre artístico Marino di Teana, nació en Italia en 1920, en la localidad de Teana, provincia de Potenza. Descubrió la naturaleza como pastor en los campos junto a su abuelo y a sus animales, a los que conduce a pastar.

 

"He tenido la suerte de convivir con los animales" - le gusta decir - aquellos animales que él llama humanos.

La naturaleza es el gran maestro de Marino y le encanta inspirarse en aquello que la circunda, la naturaleza exactamente, para crear sus obras, como escribe Marthe Mutte:

 

"Francesco Marino di Teana ama inspirarse dibujando todo lo que lo rodea para crear sus obras que él concibe como estructuras arquitectónicas, con la esperanza de verlas algún día monumentales, cosa que sucedió en gran número de ellas"(6).

 

"La naturaleza es el origen del hombre y de los animales. Es evidente que somos parte de ella y somos la misma consecuencia inseparable "(7)

Desde Teana a Buenos Aires (1936-1952) y finalmente en París (1953)

Lógica Tri-Unitaria: 1 + 1 = 3

 

En la primera infancia en su pueblo natal Marino atravesó la experiencia de pastor y luego las de albañil aprendiz. Cerca de los  16 años emigró a Argentina, a Buenos Aires, donde durante el día, continuaba las actividades de albañil y luego de capataz, por las noches asistía a los cursos del Círculo de Bellas Artes mientras finalizaba la escuela politécnica. Se prepara sólo y a su manera para ingresar a la Escuela Nacional de Bellas Artes Ernesto de la Cárcova donde se gradúa con el título de Profesor Superior.

 

Recién recibido, se le ofreció el puesto de profesor en la misma escuela, pero renunció a esa oportunidad y prefirió volver a Europa, donde el arte se encuentra en las calles, como dice él. Luego de un período de seis meses en España en 1953 se instala definitivamente en París.

Allí vivió experiencias formativas con artistas, filósofos, músicos, intelectuales de renombre internacional que lo condujeron a una búsqueda apasionada sobre el vacío, intuida en la Argentina, lograda en su ensayo El Hombre y el Universo Móvil,-Lógica Tri-Unitaria, que, de hecho, es su teoría filosófica.

 

Según Marino el Universo es un vasto océano de cargas de energía sin principio ni fin en movilidad constante, donde todo es energía, incluso el hombre y toda la materia, que es una energía densa, que, transformándose de metamorfosis en metamorfosis, no puede ser destruida, pero después de su ciclo de vida vuelve al Universo Plasmático Electro -Liquido Fluido Transparente (UPELT) para regenerarse.

 

Sobre la Esplanada del Trocadero en París, Marino con 34 años define su Teoría Tri-Unitaria. Una tarde contempla que el espacio que proviene como un río de éter desde la Escuela Militar, atravesando el Campo de Marte, pasando bajo el arco de la Torre Eiffel, y entre los edificios del Palais Chaillot chocaba contra la estatua ecuestre del Mariscal Foch en el centro de la plaza del Trocadero. Marino piensa; cortando en dos simétricamente a él Mariscal a caballo, obtendría entre las dos mitades un caballo-espacio. El espacio así podía continuar su camino y moverse libremente.

 

Desintegrando, como él dice, la masa, obtenía su ecuación volumétrica 1 + 1 = 3, que encuentra aplicación en su escultura-arquitectura y el urbanismo.

 

"He descubierto una suerte de geometría completamente nueva que me permitió estructurar mis esculturas, ya que el espacio para mí es una energía continua. Yo libero totalmente el espacio interior para obtener una nueva relación entre el volumen y el espacio. En realidad, no existe el vacío. Para mí no hay vacío posible en el espacio, porque éste es siempre una energía viviente "(8).

El atelier de Marino en Perigny está colmado de estructuras que en gran medida están destinadas al urbanismo. Todas ellas fueron realizadas según el principio de la ecuación 1 + 1 = 3  y han sido construidas sobre la base de las formas geométricas más simples, tales como círculo o el cilindro, el cuadrado o el cubo.

 

La ciudad del futuro de Marino son ciudades-esculturas geometrizadas al máximo, de formas líricas maravillosas y futurista al mismo tiempo. Muchas de las esculturas, no destinadas a la arquitectura, son dedicadas a personajes de la historia, la ciencia, la literatura, la música, como los diversos homenajes a Lao Tse, el emperador Federico II de Suabia, Galileo, Bach, Cimarosa, Mondrian, Pier Luigi Nervi etc.

La ciudad-escultura de Marino di Teana: urbanismo del futuro
 

Los efectos de la Revolución Industrial de finales del siglo XIX y principios del siglo XX habían causado serios problemas en el crecimiento incontrolado de la ciudades. No pocos arquitectos han tratado de resolver estos problemas mediante el diseño de nuevas ciudades para garantizar una vivienda digna para el hombre en un contexto urbano funcional y estético.

 

Marino también ha diseñado su nueva ciudad que es la ciudad-escultura del futuro. Se trata de una escultura destinada a convertirse en arquitectura en un plano urbanístico. Marino dice en una entrevista el 11 de julio de 2007:

 

"Son pocas mis esculturas que no están proyectas para devenir en arquitectura. Son raras y podrían convertirse en un ornamento, una cosa que es para la ciudad, de una u manera siempre forman parte de la arquitectura y de la ciudad. Son concebidas para ser más que una escultura. Son estructuras ".

 

El crítico de arte Marc Gaillard en Encart-Arquitecture en octubre de 1965 hablando sobre una maqueta de una escultura de Marino, escribe que el artista no las ve solamente como edificios del futuro, sino como un presagio de una ciudad completa, y siempre es un arquitectura basada en su pensamiento filosófico y concebido por su capacidad inventiva. El mismo crítico escribe en l'Arquitecture Francaise n. 327-328 de noviembre-diciembre de 1969 escribe:

 

"La ciudad del mañana, o «ciudad del futuro», ciudad suspendida o ciudad-puerto, ciudad terrestre o ciudad lunar, cualquiera que sea el nombre con que se la bautice, todas ellas sin ninguna excepción, han nacido de la imaginación de Marino di Teana, vale decir, sus maravillosas y extraña esculturas "(9).
 

Son esculturas arquitectónicas que la imaginación de Marino ha concebido y construido en el principio de la división de la masa que, una vez que se desintegró, como le gusta decir, las dos partes determinan la ecuación 1 + 1 = 3.

 

La ciudad-escultura de Marino, a nivel de una diminuta maqueta son un ejercicio de encanto, contienen el germen de una arquitectura que, si bien parece miniaturizado, puede expandirse en un gran complejo residencial en un contexto urbano, como se indica en el catálogo de la exposición de la Galería Hybler Copenhague; Morrison, Di Teana, Mortensen, 1966 Marc Gaillard para Marino

 

"... La arquitectura y, de alguna manera, para di Teana, es la dilatación de su escultura a escala monumental:. La de un edificio, incluso de toda una ciudad"

 

"La ciudad-escultura de Marino está estrechamente vinculada a la naturaleza como lo señala R. López en Architecture d'aujourd'hui".

 (Laffont, París, 1964):

 

"La ciudad-escultura de Marino di Teana: [...] El escultor Marino di Teana ha imaginado esta ciudad ideal que hace pensar en un gran parque adornado con esculturas; estas esculturas son los edificios. La arquitectura es concebida como una escultura. Cada edificio podría albergar una población de 15.000 a 20.000 personas; algunas podrían ser viviendas, otras centros culturales u oficinas. Las conexiones se produciría a través de vías subterráneas o aéreas "

 

Estas son algunas reflexiones escritas por autores de renombre que han hablado de la filosofía de Marino di Teana y su obra:

 

"La idea de la recuperación del espacio, en la que se inspira Marino di Teana, manifiesta el mayor problema de nuestro tiempo. En realidad es la única manera para salvar la  integridad de los "antiguos lugares históricos "de cada ciudad en su entorno particular y crear nuevas ciudades más allá y fuera de la "ciudad vieja", para construir la "Ciudad futura" en su propio contexto y en su originalidad total. "

(Guido Marinelli, Salon d'Hiver - De la escultura en la arquitectura, en diciembre de 1964).

"Según Di Teana un escultor también debe ser un ingeniero, capaz de calcular parámetros como la fuerza, la resistencia a los vientos y la vibración del suelo. [...] Como profesor en el Colegio Americano de Arquitectura de Fontainebleau, remarcó e implementó este diálogo esencial y creativo
entre la escultura y la arquitectura ".

(Międsynarodowe trienal rzeźby Kryzys gatunku "Poznań 2009, Centrum Kultury" Zamek "catálogo)

 

"Sus [de Marino] ciudades del futuro se articulan en pocos volúmenes que tienen dimensiones extraordinarias, volúmenes individuales de funcionamiento autónomo, podrían llegar a medir hasta dos kilómetros de longitud y quinientos metros de altura. Para di Teana la explotación económica de la zona del edificio resulta ser tan importante como el concepto estético del conjunto urbano "

(Utopia Visionarer Städtebau gestern und heute, Die Neue Stadt, p. 70, Zurich, Suiza,1972).

 

"La obra de Marino, fuente de reflexión sobre el espacio en la escultura internacional de los últimos cincuenta años del siglo pasado, de la lección de Le Corbusier. De Moore, el constructivismo de Gabo y Pevsner, y el espejo de "obsesión del volumen real o virtual" se transforma en "universo plasmático eletrolíquido fluido transparente" »

(Marino Teana:.. Constelaciones en el arte contemporáneo de G. Espina en el Periplo de la
Escultura de Marino Teana en su país natal por G. Percoco Basilicata, Ciudad de Teana 2009, p 30).

 

"Para el escultor Marino di Teana el espacio se convirtió en su punto de partida, el elemento esencial de su obra.

Él es uno entre los pocos artistas - después de los constructivistas que cayeron bajo el encanto del productivismo - donde ha experimentado el concepto del espacio como tema central de su arte ".

 

"Al hablar de la escultura, hemos explicado la importancia de Marino di Teana da a la desintegración de la materia con el espacio. Este principio rige todos sus proyectos arquitectónicos y  urbanísticos, por los mismo que están gobernados por su lógica Tri-Unitaria. Es decir que aquí también en estos proyectos a escala monumental, uno más uno hace tres porque entre la primera y segunda unidad se introduce un tercer elemento que es el espacio,
tan importante como las dos unidades de materia. Todos los proyectos arquitecturales y todos los planes de urbanización que Di Teana ha imaginado para el futuro están basados en esa lógica triunitaria "

(T. Alba Negri, Marino Teana, Buenos Aires 1987, p 48 Ediciones de Arte Gaglianone)

Estas son algunas de las declaraciones de Marino sobre su filosofía y su arte. "Mi modo de  actuar se centra esencialmente impregnado en la dinámica del espacio creado cuando las masas de la escultura dividida en mitades se convierten en más abstracta, dejando penetrar el espacio en el corazón de la obra en una relación en la que 1 + 1 = 3.

Este principio que descubrí, mientras que mi trabajo era todavía figurativo, lo aplico a las formas puras del cubo y el cilindro.

Más tarde desarrollé los parámetros de mi teoría sobre la desintegración de la masa por el espacio aplicándolo a la arquitectura ".

 

"Mi trabajo no le debe nada a nadie. Es fruto de mi esfuerzo personal con mi grande y constante maestro: el espacio ".

 

"Mi escultura debe mucho a mi meditación sobre la arquitectura de Le Corbusier y Nervi. Estos maestros me han enseñado la pureza de las formas, la necesidad de eliminar cualquier elemento anecdótico. Se podría inspirar a los constructores para crear viviendas y ciudades de una verdadera belleza plástica"

Marino Teana

 

Marino para los críticos de arte es reconocido como escultor, arquitecto y urbanista más que como pintor. Una exposición en la Moderne Galerie des Sarre, Museo de Saarbrücken, en 1987 ha dado a conocer al público la pintura Marino:

 

"Uno de los méritos de la exposición de Saarbrücken fue haber revelado al público la pintura de Di Teana que hasta ahora era una cara oculta de sus actividades, un jardín secreto, el descubrimiento del que eran solo admitidos algunos amigos íntimos"

 

En cuanto a la actividad pictórica de Marino, se observa que esta comienza en Buenos Aires antes de frecuentar de clases nocturnas del Círculo de Bellas Artes, la Escuela Politécnica y la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes Ernesto de la Cárcova .

En Argentina Marino, antes de graduarse Profesor Superior, había ganado el premio de pintura de la Municipalidad de Morón en 1948, el Premio Manuel Arroyo en 1949, y el Premio Nacional de la Ciudad de Rosario en los años 1950 y 1951.

En París, sin embargo, Marino alcanza su plena madurez como pintor:"Su pintura y escultura se desarrollan paralelamente, de manera independiente y complementaria a su obra. Pintura de escultor, como él dice. En realidad se trata de problemas del espacio. Aparece en ella un sentido penetrante de las relaciones, la exactitud de precisión de lo que tiene que ser y no puede ser de otra manera "(10).

 

"Las pinturas, óleos y pasteles recuerda formas de estructuras geométricas de metal.

El juego de perspectivas se destacada por los rasgos y revela las líneas de fuerza que estructuran los grandes planos de color [...]. El cuadro en raras ocasiones es simplemente una pintura. Teana lo acompaña con un poema, un pensamiento o un aforismo oculto al reverso de la pintura como una extensión de su pensamiento."(11)

 

No soy ni pintor ni escultor en particular. Yo soy un integralista al que le interesa el ser. "(12)

 

Su atelier, de hecho, repleto de una gran cantidad de pinturas que, como sus esculturas, contienen muchos mensajes ocultos dirigidos a mejorar este mundo caótico pleno de egoísmo y vanidad.

 

Giovanni Percoco

 

 

 

1 G. Segato, Prefacio a Marino Teana y su Nueva Concepción del Espacio G. Percoco, Marigliano (NA) 1983
publicación de la región de Basilicata.

2 D. Chevalier, Ishtar, Revue Internationale trimestrielle, Comprensión meilleure Entre l’Orient et l’Occident,
N° 3, 3ième Quarter Septembre 1958, Marino Teana

3 Entrevista realizada por G. Percoco Marino (19 de marzo de 2005)

4 M.-A. Brayer (director del centro de FRAC) 97ieme Salon des Artistes Orléanais, noviembre/diciembre de 2004, Marino Teana 1 + 1 = 3

6 M. Mutte, Francesco Marino di Teana,Catalogo laac, Lieu d’Art et d’Action Contemporain de Dunkerque,
15 Novembre – 15 Febbraio 2007, pag. 73

7 Lettera a Laura in Marino di Teana Lo Spazio Plasmatico di G. Percoco, pag. 88, Potenza, Consiglio Regionale di Basilicata 1989

5 J.-F Sureau, Une Visite chez Marino di Teana, Galerie Michèle Broutta 21 Marzo – 21 Aprile 2007

Art Paris, Grand Palais, Parigi, 29 marzo – 2 Aprile 2007, (Catalogo)

9 Marino di Teana Peinture et Sculpture du 23 Février au 28 Mars 1988 Catálogo Galerie Carlhian, París.

11 Marino di Teana maître di l’Espace, servizio di A. Pely per Le quotidien de Paris , 19 giugno 1976

11 J.-F. Sureau, Une Visite chez Marino di Teana in 97° Salon des Artistes Orléanais du 27 au 5 dicembre 2004 Invité d’Honneur Marino di Teana Sculpteur, pag. 13 Société des Artistes Orléanais, 2004

12  Clarin Cultura, Buenos Aires, 1988